En reformas

005-2013-15-13-35

“Propuestas digitales”

001

“Piedra sobre hojas”

002

“Raiz entre ramas”

003

“Amalgama vegetal”

004

“Hongo encamado en hojas”

19 de noviembre de 2016.

004005004007

5 de noviembre de 2016.

002003

Portadas web

dsc01909dsc01910dsc01911dsc01912

Salto al vacío…

dsc01933Estoy preparado, ha llegado el momento de la verdad.
Ahora ya no vale echarse atrás y buscar excusas.
¿ Que significa eso de no afrontar las cosas ?
Debo hacerlo y punto.
! Ya no aguanto más ¡
Todo el mundo me lo recomienda.
¿ Para que seguir con esto ?
Cierro los ojos.
Me adelanto a los acontecimientos.
Cierro los ojos.
Me adelanto unos pasos.
Mi cuerpo comienza a temblar.
Los abro.
Mi mirada se clava en el infinito.
Una gota de sudor discurre por mi mejilla.
Los vuelvo a cerrar.
Vuelvo a temblar.
La decisión esta tomada.
Me lanzo…
Puff… me despierto sudando, una horrible pesadilla acaba de acontecer. Mi cuerpo esta intacto, comienzo a recordar algo del sueño.
A sido un buen salto, pero sin paracaidas…

06-11-2016

dsc01935

Arrepentimiento…

Salimos a cenar.
Aquella carne estaba muy fría y no se podía comer.
Le explicamos al camarero que nos negabamos a pagar el precio del segundo plato. Nos pidió disculpas y que esperásemos un minuto.
Se fue a hablar con el jefe del comedor, el cúal a su vez avisó al cocinero. Éste, por su parte llamó al proveedor quién se puso en contacto con el transportista para que fuese a buscar a Agustin el ganadero y así traer a “Pinta” la vaca, madre del ternero sacrificado.
dsc01932Pero cuando vimos el rostro de “Pinta”, triste y afligida decidimos pagar rigurosamente la cuenta y hasta dejamos propina…

Aste honetan…

dsc01930dsc01931dsc01929

Un cuento ecológico.(2º parte)

001-UNAXAl terminar de hablar la luna, los cuatro duendecillos de las estaciones, todos hermanos, osea la primavera, el verano, el otoño y el invierno, dijeron a coro:
Tambien nosotros estamos muy enfermos, cada vez hay menos árboles y menos flores que florecer,dijo la triste primavera.
En el gris cemento de las ciudades dónde las plazas escasean, los niños corren y se divierten, ya no huele a flores, apenas puedo dar vida a los jardines. Cuando termino de hablar la primavera un intenso e insoportable calor invadió el lugar. Entonces se oyó la voz del verano quejándose de los habitantes de la tierra. Consumen demasiada gasolina, fabrican aerosoles que dañan la capa de ozono, con lo cúal no se sabe cuando es una estación u otra.
Luego llegó el turno del otoño y dijo:
No logro desvestir a los árboles de sus hojas hasta bien entrada la estación de mi hermano el invierno.
¿Quién puede solucionar mis males?
Cuando habló el invierno todos se abrigaron, no estaba la cosa para enfriarse.
Yo también estoy dentro de este desorden como mis hermanos, no puedo controlar mis fuerzas y tampoco puedo manejar mis poderes. La contaminación me ha enfermado, tan pronto puedo congelar las zonas tropicales, como deshelar los polos e inundar los desiertos y sufro mucho por los humanos porque muchas tierras fértiles quedaran bajo las aguas y los desiertos ganaran mucho terreno.
Todos apesadumbrados no sabían como solucionar el problema.
Pero esto es un cuento, y en los cuentos reina la fantasía y todo tiene solución.
La madre naturaleza que todo lo sabe les dijo:
Todos los duendes y duendecillos recorreran el planeta, cada país, ciudad y hasta el más pequeño pueblo y a todos los niños que encuentren les contaran lo que esta sucediendo.
El mandato de la madre naturaleza fue obedecido por todos ellos y durante 30 días y 30 noches contaron a los niños lo que ocurría. Les aconsejaron a cada uno que hablaran con sus padres para convencerlos de que todos deberían cuidar y curar a la tierra.
Los niños y niñas, hombres y mujeres futuras así lo hicieron.
Entonces los duendes del tiempo y de los astros se curaron y también por supuesto el planeta. Cada estación comenzo ha hacer su trabajo cuando debía. Las flores, los arboles, los animales, los insectos y los niños héroes de este cuento volvieron a respirar aire puro.
Unax se había dormido y nunca llego a escuchar el final feliz de este cuento.