Arrepentimiento…

Salimos a cenar.
Aquella carne estaba muy fría y no se podía comer.
Le explicamos al camarero que nos negabamos a pagar el precio del segundo plato. Nos pidió disculpas y que esperásemos un minuto.
Se fue a hablar con el jefe del comedor, el cúal a su vez avisó al cocinero. Éste, por su parte llamó al proveedor quién se puso en contacto con el transportista para que fuese a buscar a Agustin el ganadero y así traer a “Pinta” la vaca, madre del ternero sacrificado.
dsc01932Pero cuando vimos el rostro de “Pinta”, triste y afligida decidimos pagar rigurosamente la cuenta y hasta dejamos propina…

Dejar un comentario?

0 Comentarios.

Deje un comentario


NOTA - Puede usar estosHTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>