Mentes manipuladas.6

Piedra, papel y tijeras.

Pues calló piedra. Tuvo otras dos opciones, pero la mala suerte le perseguía. Salió del local con muy malas pulgas, ahora tendría que dar muchas explicaciones a su mujer. Caminando, se iba dando cuenta de lo sólo que se sentía a pesar de que muchos viandantes se cruzaban con él. Vivían debajo de un puente, su vida había dado un giro total hacía ya un mes.
Que paradoja sacar piedra en una apuesta y vivir cobijados entre papeles y cartones. Durante toda su vida laboral había cumplido con su tarea. En 25 años se podía contar con los dedos de una mano los días que había dejado de trabajar por una baja. Manufacturaban varios tipos de tijeras. En el momento álgido de la producción exportaron a muchos países europeos. Pero su último cartucho se lo había jugado a los chinos y eran los mismos los que habían hundido su fábrica con bajos costes de producción en origen. Ella junto a sus dos hijos lo estaban esperando ansiosos.

Dejar un comentario?

0 Comentarios.

Deje un comentario


NOTA - Puede usar estosHTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>